Obisbo Klaus Küng. Bendición para los que están en busca de una pareja.

Aprender a amar es una de las metas más grandes e importates de cada persona.

El matrimonio es un camino concreto para aprender a amar. En un matrimonio católico, Cristo es el centro y su presencia fortalece la fidelidad.

Con la ayuda de Dios, todas las dificultades de la vida saldrán bien. Desde luego, las condicines personales también son importantes. Por ejemplo, los conceptos de valor y metas, la madurez de carácter, la formación general y profesional y la idea que se tiene de la paternidad o maternidad. Por eso, la existencia de una comunidad que contribuye a la búsqueda de una pareja católica no solamente es aceptable, sino también muy buena.

Por eso deseo a todos los que trabajan aquí, igual que a todos los que busquan a su pareja, la bendicion de Dios.

+Klaus Küng 
Obisbo Presidente de la Comisión Episcopal de Familia, St Pölten, Austria.

Atrás